En construcción

BARBERO.png
power oil publicidad.jpg

Además de la limpieza, la lubricación es un punto importante para prolongar la vida de tu máquina para corte de cabello eléctrico y mantener un buen rendimiento. Para proporcionar un afeitado cercano, las cuchillas, las láminas y los peines metálicos de una maquinilla de afeitar eléctrica se mecanizan con bajas tolerancias y estas partes entran en contacto. En la sesión de afeitado, esta fricción puede causar calor y desgaste. La lubricación de estas partes es esencial para reducir estos efectos. Las ventajas de lubricar la afeitadora Disminuye el calentamiento provocado por la fricción entre las cuchillas y las láminas, lo que mejora el afeitado. Esto disminuirá la aparición de sarpullido, irritación y manchas. Alarga la vida de las láminas y cuchillas. Así no tendrás que reemplazarlos tan a menudo. Mejora la cercanía del afeitado. A medida que usas constantemente la máquina, el desgaste de las cuchillas y las láminas afectará gradualmente su rendimiento.

En muchos casos particulares, las cuchillas en realidad lastimaran las láminas, por lo que en definitiva querrás reemplazarlas antes de que eso suceda, ya que el riesgo de lesiones graves es real. Con una afeitadora bien lubricada, este proceso se ralentiza y podrá obtener afeitados cómodos y cercanos durante más tiempo antes de que sea necesario reemplazar las piezas. Otro efecto secundario adicional es la reducción del calor generado, que a su vez te permite usar más golpes o aplicar más presión. Pone menos estrés en el motor. POWER OIL permite que las piezas de corte se deslicen con una resistencia mínima, lo que significa que el motor trabajará menos duro para mantenerlas en movimiento y la mayor parte de la potencia se utilizará para cortar realmente los pelos, con poca perdida de calor.